jueves, 9 de marzo de 2017

TALENTO

RELATO










¿Es cierto, como han manifestado, que ha sido el jugador que más les ha sorprendido en su carrera?

-Es asombroso, seguramente el mejor jugador que he visto, en esto creo que coincidimos todos. Tiene unas cualidades extrañas, que no habíamos visto nunca, al menos aglutinadas en un mismo futbolista. Lo comentamos todos los entrenadores. Una especie de determinación dulcificada, de asesino suave e implacable, de gimnasta flexible e irrompible, que es capaz de cualquier cosa.

-Sí, sí, totalmente cierto. Es imposible quitarle el balón, tiene un regate diabólico, un quiebro vertiginoso, es rapidísimo y sumamente hábil. Siempre lleva el balón pegado al pie. Por si fuera poco, su visión de juego es excelsa, siempre sabe dónde están situados sus compañeros, y con su calidad acaba colocando el balón donde quiere. Muchas veces pienso que no podemos perder con él en el campo, dentro de nuestra modestia…

-No es tanto su potencial físico, es un jugador liviano, pero sumamente hábil. Ese regate corto lo he visto pocas veces, una capacidad de desborde asombrosa.

-Tiene una inteligencia especial, intuitiva, como un sexto sentido que le permite estar siempre donde debe, que le ayuda a anticiparse a la jugada, a las intenciones del rival, por eso recupera tantos balones, por eso siempre lo encontramos en la zona adecuada para el remate.

-Efectivamente, es un don natural, pero que trabaja día a día. En mi carrera deportiva he visto pocos futbolistas más profesionales. Puede estar horas ensayando remates, probando nuevos regates. Casi todos los días está en el campo de entrenamiento antes de que llegue el primero del equipo, ya hablemos de jugadores o del cuerpo técnico, y cuando nos vamos, ¡allí lo dejamos! Parece un tópico, pero en su caso es la pura verdad.

-Y una capacidad de sacrificio, una solidaridad con el grupo que sorprende, ¿verdad? Es sumamente empático.

-Además se cuida como pocos, nunca viene pasado de peso, nunca se excede en nada, es sumamente discreto, incluso en el vestuario. Muy humilde y trabajador.




¿Qué ocurrió y cómo se tomaron el hecho de que se descubriera que aquel jugador tan destacado en realidad era una mujer?

-Una decepción. Nos sentimos humillados y engañados. Dimos toda nuestra confianza, pusimos a su disposición todos nuestros medios y nos utilizó para alcanzar sus propósitos…

-Sé que muchos sostienen que de no haber mediado engaño no hubiera podido competir a este nivel ni ponerse en el escaparate para que la vieran los mejores equipos, pero creo que se deben respetar las normas. Entendemos que de haberse sabido antes pudiera haber surgido un prejuicio contra ella, pero esto es inevitable…

-Muchos dicen que nos agarramos a tecnicismos y demás para esconder prejuicios y machismo, pero esto es hilarante, las reglas están para cumplirse. Sin más.

-De hecho, es posible que los rivales intuyeran su naturaleza... No, no, ya sé que su participación les perjudicaba porque muchos la veían como el principal activo de este equipo, el jugador más importante, pero no es cierto, el gran éxito se debe a un trabajo conjunto que permitió a esta chica destacar y demás. Que ahora los resultados sean peores se debe al desequilibrio que toda esta polémica ha generado en el equipo. Tampoco podemos convertir la sospecha o creencia en una realidad, pero es posible que en ciertos momentos se aprovechara de cierta condescendencia rival. Ha sido muy perjudicial para el fútbol en general.

-Físicamente las mujeres son inferiores, esto es un hecho. No podemos engañarnos ni hacernos trampas. El jugador debe conocer con quién se enfrenta, pero claro, al no ser un equipo profesional ha sido más fácil engañarnos. Si se arremete con una fuerza desmesurada contra ella podría haber problemas. No creo que haya excepciones. Individualizar es perder el tiempo. Es posible que muchos vean en ella esa excepción, que piensen que demostró que podía competir contra hombres, pero en el aspecto deportivo es engañarse, y contraproducente para el fútbol.

-No veo contradicción alguna, por mucho que digan por ahí. ¡Parece que nos quieren poner de machistas! No es una cuestión de machismo, es una realidad física. No tienen la misma capacidad para ir al choque con un hombre, su integridad física corre peligro. No es por ser paternalista, pero esto también se hace por su propio bien.

- Sí, sabemos que hay jugadores, que son hombres, más livianos, y que ella nunca tuvo un problema mientras compitió con nosotros, ¡pero esto no significa que no pueda haberlo!

-Es posible que comentáramos que destacaba, pero esto es algo que hacemos con todos nuestros futbolistas. Es algo lógico y normal, para que se sientan respaldados y apoyados.

-Ya, ya hemos oído todas esas zarandajas de que en siglos anteriores decían que tampoco podían hacer las labores de mando y gestión de los hombres ni involucrarse en la vida política y demás, pero, ¡por el amor de Dios, esto no tiene nada que ver!


-Somos defensores a ultranza de la igualdad, pero debemos ser coherentes, rigurosos y huir de la hipocresía. Hay que respetar las normas, claro… No tenemos más declaraciones que hacer…


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada