viernes, 18 de agosto de 2017

ESTRENOS 18 DE AGOSTO DE 2017

CINE




Pocos estrenos esta semana, pero con potentes blockbusters y cintas de autor y temáticas más que interesantes. Elijan y disfruten.


CÉZANNE Y YO


Título Original: Cézanne et moi
Género: Biopic, Drama
Nacionalidad: Francia
Año: 2016
Duración: 114
Director: Danièle Thompson
Guión: Danièle Thompson
Reparto: Guillaume Gallienne, Guillaume Canet, Déborah François, Alice Pol, Alexia Giordano, Sabine Azéma, Isabelle Candelier, Laurent Stocker, Hugo Fernandes, Tamara Vittoz
Productora: G Films

Sinopsis: La historia de dos grandes genios de la humanidad que se hacen amigos: Émile Zola y Paul Cézanne. Una larga amistad entre el escritor y el pintor donde veremos sus enfrentamientos, sus conflictos, su pasión y su genialidad. Gozosa propuesta para los amantes de la cultura y el arte, en la que la fotografía, los encuadres y las ideas tratarán de acercarnos a la pintura y la literatura de los dos creadores.

Una película que parece dará justo lo que se espera de ella, pero sin sublimar los retratos presentados.








LA SEDUCCIÓN


Título Original: The Beguiled
Género: Drama, Western
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2017
Duración: 91
Director: Sofia Coppola
Guión: Sofia Coppola
Reparto: Elle Fanning, Nicole Kidman, Kirsten Dunst, Angourie Rice, Colin Farrell, Oona Laurence, Addison Riecke, Wayne Pére, Emma Howard, Matt Story
Productora: American Zoetrope / FR Productions

Sinopsis: Nueva adaptación de la novela de Thomas Cullinan y remake de la estupenda cinta de 1971 dirigida por Don Siegel y protagonizada por Clint Eastwood, donde un atractivo soldado confederado herido llega al seminario femenino de Martha Farnsworth, en Viginia, en 1864, donde será acogido y generará una gran perturbación entre todas las mujeres…

Tiene difícil superar a Siegel, y más con el habitual tono naíf y new age de Coppola, pero la historia es tan potente que seguro funcionará aceptablemente.






LA TORRE OSCURA


Título Original: The Dark Tower
Género: Aventuras, Fantasía
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 2017
Duración: 95
Director: Nikolaj Arcel
Guión: Akiva Goldsman, Nikolaj Arcel
Reparto: Matthew McConaughey, Idris Elba, Katheryn Winnick, Abbey Lee, Jackie Earle Haley, Claudia Kim, Nicholas Hamilton, Fran Kranz, Alex McGregor, José Zúñiga, Tom Taylor, Michael Barbieri, Karl Thaning, Sara Cicilian, Ella Gabriel
Productora: Columbia Pictures / MRC / Imagine Entertainment / Weed Road

Sinopsis: Basada en la serie de 8 novelas de Stephen King, que el escritor iniciara por 1982 con influencias de Tolkien, el ciclo artúrico o el western americano para crear un origen mitológico, fantástico, de los Estados Unidos, como se hiciera en la antigua Grecia, tenemos un mundo muy parecido al nuestro, al viejo Oeste, donde Roland Deschain de Gilead (Idris Elba), último miembro de la orden de caballería llamada “los pistoleros”, combate contra Walter O’Dim, “El Hombre de Negro” (Matthew McConaughey), para impedir que derribe la Torres Oscura. Junto a un chico llamado Jake, emprenderá la búsqueda de su enemigo y el camino hacia la torre.

No ha sido muy bien recibida la que debería ser carta de presentación para una larga saga de películas, pero la simplificación del universo creado por King, de la que considera su obra cumbre, parece que la ha perjudicado notablemente. ¡Lo que está claro es que habrá que verla para comprobarlo!










VALERIAN Y LA CIUDAD DE LOS MIL PLANETAS


Título Original: Valérian and the City of a Thousand Planets
Género: Ciencia Ficción
Nacionalidad: Francia
Año: 2017
Duración: 137
Director: Luc Besson
Guión: Luc Besson
Reparto: Cara Delevingne, John Goodman, Ethan Hawke, Clive Owen, Dane DeHaan, Rutger Hauer, Rihanna, Sam Douglas, Kris Wu, Eric Lampaert, Emilie Livingston, Herbie Hancock, Roman Blomme, Aurelien Gaya, Andrew Tisba
Productora: EuropaCorp / Fundamental Films / Grive Productions

Sinopsis: Siglo XXVIII. Valerian (Dane DeHaan) y Laureline (Cara Delevingne) son dos agentes encargados de mantener el orden en todos los territorios humanos. Destinados a la ciudad de Alpha, una increíble megalópolis en continuo crecimiento en la que durante siglos se han dado cita especies de todo el universo para compartir conocimientos y cultura, deben enfrentarse a una oscura fuerza que amenaza con destruir la Ciudad de los Mil Planetas. Los dos agentes deben localizar la amenaza y destruirla para salvaguardar el legado y la paz en Alpha y en el universo.

Tengo una relación de amor-odio con Besson. Tiene películas que me encantan y otras que me resultan "dificilillas", aunque suele resultar entretenido. Aquí se atreve a adaptar la novela gráfica de Pierre Christin y Jean-Claude Mézières, creando una impresionante space opera que, viendo el tráiler, desde lo visual resulta apabullante y bella.


El uso del plano general, la imaginería y los planos sostenidos que se aprecian en el avance son francamente sugerentes, aunque su buscado humor y esos elementos que recuerdan a ”El quinto elemento” en criaturas y texturas orgánicas quizá hagan dudar. Lo que parece seguro es que será un apreciable entretenimiento con un trabajo visual digno de alabanza.





jueves, 17 de agosto de 2017

TRAILERS (17 de agosto, 2017)

CINE



Viene sosa esta semana de mediados de agosto en cuanto a trailers se refiere, aunque al menos tenemos de géneros variados.


HAZLO COMO HOMBRE Estreno Septiembre

Comedia mexicana y chilena. Santiago es un treintañero que sale del armario para revolucionar a su grupo de amigos, que son todos unos machitos alfa que intentarán curarle como si tuviera una enfermedad. Muchos estereotipos pero puede ser divertida. 








UNA MUJER FANTÁSTICA Estreno Septiembre

Película chilena donde tenemos a una chica joven y un señor mayor enamorados. El hombre muere y la chica es sospechosa. El tráiler es raro y difícil de definir salvo por un comentario que sale en el propio avance: almodovariana.










THE RITUAL Estreno Noviembre

Un grupo de amigos deciden irse de viaje para recordar a otro que murió asesinado en un robo a una tienda. En ese viaje recorrerán un bosque donde encontrarán una cabaña con signos de rituales paganos y donde, posiblemente, les llegue la muerte.

Una cinta de terror que, aunque no tenga nada que ver, juega con la mitología de los bosques y los rituales al estilo de “El proyecto de la bruja de Blair” (Daniel Myrick, Eduardo Sánchez, 1999).













THE FLORIDA PROJECT  Estreno 2018

En un motel de carretera en Florida, cercano a Disney World y regentado por un estricto Willem Dafoe, una niña y su madre viven día a día. Veremos las relaciones de amistad con otros huéspedes y como Willem Dafoe en el fondo no es tan malo.

Seres desamparados y sensibilidad para este título independiente que tiene buena pinta. Dirigida por el interesante Sean Baker.








THE WILDE WEDDING Estreno 2018

Una antigua estrella del cine interpretada por Glenn Glose se va a casar por cuarta vez. Antes del enlace hay una reunión familiar donde su prometido, Patrick Stewart, y uno de sus ex maridos, John Malkovich, se conocerán. Todo esto llevará a cómicas situaciones. Mucho actor de renombre para una comedia clásica de enredos.









miércoles, 16 de agosto de 2017

NOTICIAS CULTURALES (16 de agosto, 2017)

CULTURA









EL 17 DE OCTUBRE VERÁ LA LUZ EL LIBRO CON LAS FOTOS MÁS PRIVADAS DE PRINCE


Un libro de fotos que se titulará “Prince: A Private View”, será estrenado el próximo 17 de octubre de 2017, donde se incluyen las fotos más privadas de la fallecida leyenda de la música Pop, realizadas por su íntimo amigo, y se puede decir que su fotógrafo oficial, Afshin Shahidi, según anuncia Entertainment Weekly.

El libro incluirá una colección de fotos únicas, que no han sido publicadas en ningún otro medio, sacadas de la más estricta intimidad de la estrella por el que fuera amigo suyo durante 20 años.






Prince y Beyoncé se encontraron por primera vez en febrero de 2004 con motivo de la 46ª celebración de la entrega de los premios Grammy, en los que una jovencísima y emocionada por este encuentro, Beyoncé, fue la gran ganadora del premio a la mejor grabación del año, y allí interpretó junto a Prince, que por aquel entonces ya tenía 46 años, la supermillonaria y mítica canción “Purple Rain”, en el que es considerado por muchos el mejor momento de la historia de estos premios.

Desde entonces han cantado juntos en múltiples ocasiones, y ahora Beyoncé le rinde tributo escribiendo el prólogo de este libro de fotos, recordando aquella primera actuación.

En Cinemelodic estamos seguros de que todos los seguidores de Prince estarán expectantes para conseguir este libro y, con él, más recuerdos inéditos del gran cantante que ha sido Prince.






PUJANTES NUEVOS ARTISTAS



Todo el mundo admira y disfruta de los artistas una vez el mercado, las casas discográficas y/o los críticos los hacen llegar a los grandes medios y el público masivo. Más difícil es, en cambio, analizar y apostar por ellos antes de que ese gran público siquiera tenga conciencia de su existencia para dar su veredicto.

Este mes, la revista Rolling Stone nos ofrece 10 nombres de futuras estrellas norteamericanas, que con el paso de los años podrían ser encumbradas o dejadas en el olvido, con una pequeña historia de cada uno y una de sus canciones más interesantes.

Cinemelodic te ofrece esta lista y un resumen de sus capacidades, además del acceso a los videoclips que publica la mencionada revista en el link de abajo.

Atrévanse a apostar, prueben su sensibilidad disfrutando de obras casi inéditas en el mercado, para el gran público y los críticos y, a partir de esta noticia, sean Uds. persistentes siguiendo sus pasos hasta que dicten su propia sentencia sobre ellos. Siempre podrán decir: “Yo ya le conocía y dije que…”


                Becca Mancari. Nacida en Staten Island, New York, con una vida muy itinerante. Estilo musical con atmosfera americana de Folk-Rock. Sus álbumes: “Summertime Mama” 2015 y “Arizona Fire” 2017.










                Lewis Brice. Nacido en Sumter, South Carolina, US en 1979. Cantante y compositor de música Country. Sus álbumes: “Love Like Crazy” 2010, “Hard 2 Love” 2011, “I Don't Dance” 2014, y varios sencillos en 2017 como “Messin' with My Mind”.







                Brandon Lay. Nacido en Jackson, Tennessee, con un estilo musical que mezcla el Rock, el Blues y el Country, influido por grupos como “The Eagles”. Sus álbumes: Tiene previsto editar su primer disco de larga duración para el próximo 2018, después de haber firmado con Universal Music Group Nashville. Su última canción, “Speakers, Bleachers and Preachers”.


                Carson McHone. Nacida en Austin, Texas, su música combina el honky-tonk country de siempre con algunos signos de Folk, en la que se aprecian influencias de George Jones. Sus álbumes: “Goodluck Man” en 2015.
















                Jason Wilber. Nacido en Bloomington, Indiana, hace 47 años. Cantante, compositor y guitarrista, su música es puro Folk acústico. Sus álbumes: “Lost In Your Hometown” (1998), “Behind the Midway” (2000), King For A Day (2004), Lazy Afternoon (2006), Live and Otherwise Volume 1 (2006), Ghost of Summers Past (2009), Live and Otherwise Volume 2 (2009), Secret Window (2014), y Echoes (2016)



                Tristen. Nacida en Lansing, Illinois, en 1983, es una cantante, compositora y teclista con estilo musical Pop-Rock americano. Sus álbumes: “Teardrops and Lollipops” en 2008, “Charlatans At The Garden Gate” en 2011, “C A V E S” en 2013 y “Sneaker Waves” en 2017.










                Morgan Evans. Nacido en Newcastle, New South Wales, Australia, en 1985. Cantante, compositor, vocalista y toca la guitarra, admirador de Led Zeppelin. Hace música Country moderna con tintes Pop. Sus álbumes: “While We're Young” (EP) en 2012, “Live Each Day” (EP) en 2012 y “Morgan Evans” en 2014.













                Jillian Cardarelli. Nacida en Massachusetts hace veintiún años, es una cantante y compositora con un estilo musical Country suave y melodioso. Sus álbumes: No tiene un álbum de larga duración aún, ha lanzado al mercado “Just Me & You”, CD con 5 canciones, de 17 minutos de duración, en 2012; “Lipstick”, single en 2016, “Rerun” single en 2017, y se encuentra trabajando en otro EP que pretende salir a finales de este año.








                Billy Strings. Nacido en Lansing, Michigan, de 20 años de edad, es un cantante con un estilo musical Country profundizando en el Bluegrass. Tiene una habilidad casi sobrenatural con la guitarra, el banjo y la mandolina. Sus álbumes son “Fiddle Tune X “ en 2014, “Billy Strings” en 2016 – EP de 6 canciones y “Turmoil and Tinfoil”, disponible para septiembre de 2017.





                Makayla Lynn. Nacida en Nueva Escocia, Canadá, actualmente tiene 16 años. Estilo musical Pop Country moderno con tintes de los años 90. Sus álbumes: "Daydream" en 2014, "Too Young to Drink" en 2016 y "On a Dare and a Prayer" en 2017.














¿GODZILLA HA MUERTO DE VERDAD? HARUO NAKAJIMA HA FALLECIDO EL PASADO 7 DE AGOSTO



Si a muchos cinéfilos les preguntásemos si conocen a Haruo Nakajima, es muy probable que sólo los más eruditos de este maravilloso arte podrían contestar que sí y darnos detalles sobre él. Ahora bien, si a todos los aficionados al Séptimo Arte les preguntásemos si han visto alguna de las películas de Godzilla o Gojira, la mayoría, sin dudarlo, asentirían, aunque quizás dudasen de si es una película americana, japonesa o de otra nacionalidad.

Pues bien, el actor Haruo Nakajima, nacido el 1 de enero de 1929 en Yamagata, Japón, fue quien desde 1954 encarnó a Gojira, en los estudios Toho de Tokio, dentro de un traje de goma de aproximadamente 100 kg. de peso y 50 mts. de altura, a una temperatura interna inhumana, soportando al monstruo hasta la versión de 1972, completando 12 películas japonesas con este afamado personaje, crítico en sus inicios con el uso de las armas nucleares. Tras la primera adaptación americana en 1956 (hasta 1998 no se produjo la versión puramente estadounidense), se cambió el nombre (Godzilla) y se dio un giro a la trama para evitar la mala imagen de los desastres de Hirosima y Nagasaki.






Podemos decir que siendo una de las películas más versionadas, (desde 1954 se han realizado 31 versiones y 850 películas de dibujos animados y comics), su actor principal, Haruo Nakajima, que oculto a la cámara dio vida por 12 veces al personaje de Godzilla, es uno de los actores más desconocidos para los aficionados al cine.

Hoy, cuando Cinemelodic quiere recordar y homenajear a este actor, fallecido el pasado día 7 de agosto de 2017 de una neumonía a los 88 años de edad, no podemos menos que considerarle uno de los actores menos mediáticos del cine y también de los más generosos. Nuestro recuerdo a este casi anónimo actor y el deseo de que descanse en paz, Haruo Nakajima.








VIDA DURA Y LIBERAL AL ESTILO DE LA EDAD MEDIA


Las crisis económicas nos atacan y se repiten cada varios años con movimientos económicos cambiantes y ciclos que no dependen de nuestra profesión, supuestamente elegida de modo autónomo y sustentada en una formación cada día más severa, completa y, al parecer, siempre insuficiente. Para paliar estas circunstancias podemos optar por conocer y practicar el modo de vida en libertad que ya desde la Edad Media se ejercía, y que un grupo de personas llamadas "trabajadores itinerantes" (wandergesellen), en su mayoría originarios de la zona germánica, aún intentan mantener como tradición. Es un modo de alcanzar la experiencia necesaria para poder ejercer su oficio artesanal (carpinteros, albañiles, techadores, canteros, soldadores, fabricantes de muebles, joyeros...), con un rango superior al de aprendiz.




Si cumples las estrictas normas puedes comenzar tu andadura por toda Europa buscando ese aprendizaje necesario para después ejercer tu profesión con rango superior: tener menos de 30 años, estar soltero y no tener deudas, no tener responsabilidades familiares cuando decides iniciar el viaje, llevar siempre el uniforme identificativo del oficio y lucirlo con orgullo, no podrás cobrar dinero ni comprar con él, debes obtener comida y aposento sólo a cambio de tu trabajo, y mientras dure el viaje de tres años y un día, no puedes acercarte a menos de 50 kilómetros de tu casa y viajarás por tus propios medios. Una vida dura aunque divertida y apasionante a la vez.

Si estás dispuesto a intentarlo, infórmate de algunas experiencias en los links que Cinemelodic te ofrece debajo.






EL INSTITUTO DE COLOR PANTONE CREA UN NUEVO TONO DE COLOR PÚRPURA EN HONOR A PRINCE. “LOVE SYMBOL # 2”



“Purple Rain” no sólo fue un gran éxito musical, la mítica canción de Prince dio posteriormente nombre a una película protagonizada por él mismo. La cinta ganó un Oscar a Mejor Banda Sonora Original en 1985.


El color púrpura, tras el éxito de su canción, fue indefectiblemente ligado al artista, por lo que la compañía PANTONE, empresa creadora del sistema de identificación y comparación de colores en las artes gráficas más famoso del mundo, ha decidido crear un tipo de color púrpura para rendir homenaje al cantante.  El nuevo tono se llamará “Love Symbol # 2”.





El símbolo que incluye el nombre es el adoptado por Prince para la portada de su disco “Love Symbol” de 1992. Luego lo tomó como nombre.


El nuevo color está inspirado en una tonalidad de morado semejante a la del piano que para sus últimos conciertos encargó el cantante a Yamaha.


Un nuevo homenaje para un genio musical.



martes, 15 de agosto de 2017

LA SONRISA QUE ME HECHIZÓ (Anónimo)

RELATO








Una esplendorosa mañana de junio, desperté con el corazón sobresaltado, y no era de un mal sueño. Todo lo contrario.

Estaba tomando algo en una terraza con un amigo, de repente miré hacia el lado derecho y vi a una chica preciosa sonriendo. ¡Y qué sonrisa, Dios mío! Miré hacia un lado y hacia el otro, me froté los ojos, incrédulo de mí, y la chica agudizó más la sonrisa. Parecía que esa deslumbrante sonrisa y la mirada de sus maravillosos ojos verdes rasgados se dirigían hacia mí. Después de un momento, donde estaba flotando con una sensación fascinante que me parecía no haber tenido nunca en mi vida, la amiga que la acompañaba, le cogió el brazo para llevársela de allí. Ella me echó una mirada de reojo, sonriendo, en expresión de circunstancias. Comenzaron a caminar, la amiga se volvió para mirarme, pero con una expresión bastante seria. La misteriosa chica se dio cuenta del gesto de su amiga, y volvió a mirarme con esa fascinante sonrisa mientras caminaban. Permanecí embobado hasta que se perdieron por una calla. En ese momento desperté del sueño.

No sólo fue un intenso sueño, fue una experiencia que se arraigó en lo más hondo de mi ser. Lo extraño fue que en ese mágico instante no se me pasó por la cabeza en ningún momento decirle nada a la chica.

Mi amigo no se percató de nada, porque cuando me volví para la barra de la terraza seguía vacilando a un culé que andaba por allí incordiando.  

Pasé todo el día ausente y despistado pensando en ella, esperando que llegara la tarde, terminando mis obligaciones laborales apresuradamente, para volver al pueblo en el que estuve el día anterior, con un gran desasosiego. Arrastrado por una emoción incontrolable, hice por pensar que era una estupidez, incluso algo sucio que yo siempre habría repudiado, ya que soy un hombre casado bien entrado en los 40, con hijos de edad próxima a la de la chica. También sentía cierta incertidumbre, por si el sueño me había hecho confundir la realidad.




El caso es que allí estaba a la misma hora y en el mismo lugar. Pedí un café y me senté en una mesa de la terraza, mirando hacia todos lados como si fuese un adolescente en la edad del pavo. Haciendo tiempo, pedí un licor sin alcohol, pero casi una hora después no había rastro de ella. Me sentí muy ridículo, me pregunte: ¿Qué hago aquí haciendo el tonto? Me dirigí hacia mi coche cabizbajo para volver a casa, mentalizándome en quitarme aquella sonrisa de la cabeza. Al fin y al cabo sólo era una sonrisa y cualquiera sabía por lo que era...

Cuando saqué el coche del aparcamiento, mi ánimo cambió de forma repentina. Sin pensar, miré hacia mi izquierda, como si otra vez algo me hubiese arrastrado a mirar hacia allí. A lo lejos, al fondo de un parque, vi a alguien que caminaba en mi dirección, aunque a tanta distancia no la distinguía. Tardé en reconocerla porque, a diferencia del día anterior, traía el pelo recogido. ¡Era ella! Venía con un perro pequeño que llevaba con una correa. Cuando salió del parque, antes de cruzar la calle donde yo estaba parado con el coche, comenzó a mirarme otra vez con esa sonrisa. La misma que me fascinó el día anterior.  ¡Dios mío!

De repente escuché un estruendo de pitos de coches, los cuales insistían en que me quitase de allí. Volví con rapidez a meter el coche en el aparcamiento y salí apresurado hacia el parque para poder tener un ángulo en el que poder verla mejor. Llegué justo cuando se adentraba en una casa. Me senté en un banco del parque que me permitía ver a la perfección la puerta por la que había entrado.

Encendí un cigarro y, por unos momentos, no tuve la sensación de estar haciendo el estúpido sentado en un parque de un pueblo donde todos los vecinos se suelen conocer. Pasaron unos minutos y la vi salir de la casa acompañada de otra chica, que parecía la amiga del día anterior. Se despidió de la amiga y se encaminó volviendo por donde había venido.

Allí estaba yo intentando disimular, pero con el corazón cada vez más acelerado. Mientras se acercaba escuché como la saludaban llamándola por su nombre: Lucía.

Justo cuando iba a pasar cerca del banco donde estaba sentado, el perro cambió la dirección dirigiéndose hacia mí; mientras que ella decía: ¡Qué haces! ¡Estate quieta!, porque se puso a olerme los pies y las piernas. Nervioso y sobrepasado por lo que me estaba ocurriendo, acerté a decir:

–Debe ser porque yo también tengo un perro pequeño y ha estado alrededor mío antes de salir de casa. Es una perrita.

–Sí, debe de ser eso que has dicho de tu perro  –y, sonriendo, me pidió disculpas.

–No, no, me encantan los perros y los animales.

–¡Vaya! ¡Te gustan los perros y eres del Madrid! Ayer escuché por casualidad, cuando me acerqué a la barra a pagar la copa que había tomado con una amiga, lo que le dijiste al del Barcelona de los culés y los chupachups. Me hizo mucha gracia, me acuerdo y me da la risa. Ese culé es un pesado impertinente y en mi trabajo a veces lo tengo que soportar. A la otra persona que estaba a tu lado lo conozco mejor y con otro agrado. Somos compañeros de la peña del Madrid de aquí del pueblo.




–¡Qué bien! Yo también soy socio de la peña madridista de mi pueblo. Conozco a tu compañero de peña por eso, precisamente. Me llamo Julio.

–Lucía es mi nombre. Encantada de haberte conocido en estas circunstancias tan simpáticas. -Nos reímos con una complicidad que, por lo menos a mí, me pareció maravillosa-. No te había visto nunca por aquí. Últimamente vengo poco, antes, cuando era más joven, venía mucho más. Tengo familia y mi madre es de aquí.

–¿Cuál es la familia de tu madre?

–La familia de mi madre son… (En los pueblos, todas las familias tenemos un mote, y esa es la mejor forma de identificarnos). ¡Espera! ¿Tú eres primo de... y de...?

–Sí, son mis primos.

–¡Ay, qué alegría! Son de mi pandilla, sobre todo soy muy amiga de tu prima desde pequeña. Perdóname, no quiero parecer una descarada. Mi madre y mi abuela me dicen que no sé disimular mi alegría o cuando algo me agrada, aunque ni muchísimo menos soy siempre así.  Verás, es que mis amigos me dicen que soy muy rara y muy fanática con el Madrid, y tus primos en varias ocasiones me han comentado que tienen un primo muy madridista que en reuniones familiares es muy revoltoso. ¿No serás tú?

–Al parecer, sí. Creo que yo soy ese "revoltoso madridista". –Otra vez unas risas–. Igual hasta te he visto cuando éramos más pequeños en la piscina de mi prima, porque cuando mis tíos hicieron la piscina vine con frecuencia y había muchas niñas amigas de ella por allí. Claro está que ha pasado mucho tiempo y, evidentemente, hemos cambiado, sobre todo yo, seguro.

–No sé si te parecerá una tontería lo que te voy a decir. Hace por lo menos 20 años que en la piscina de tu prima un chico me regalo un pin muy chulo del Madrid. Nunca lo olvidé. ¡Aún lo tengo guardado! También recuerdo que desde muy chica me encantaba el Madrid. Seguramente le dije algo al chico del Madrid para que me regalase ese pin tan chulo. –Saco el móvil y se puso a buscar fotos hasta que me enseñó una de ellas donde lo llevaba puesto. ¡No sé lo que me entró por el cuerpo cuando lo vi!

–Tengo otro igual, recuerdo que hace más o menos esos años compré dos en un viaje a Madrid.

–¿Entonces...? ¡Todo coincide!  –me miró de una forma tan especial, que me costaba trabajo mantenerme en pie.

–La boda de tu prima es a finales de agosto, supongo que vendrás.

–Claro, jamás me la perdería; además mi prima desde siempre me ha hecho mucha gracia.

–Sí, es muy “salá”.

Charlamos un poco más sobre el Madrid.

–Voy a seguir con mi atrevimiento... ¿Podrías enviarme esas cosas de las que me has hablado del Madrid?

–Claro que sí. Encantado.

–Pues anota mi teléfono. Se nos ha hecho de noche charlando, sin darnos cuenta –me dijo, mientras yo acariciaba a su perrita, que no paraba de subirse a piernas.

Nos despedimos y me dijo: "que no se te olvide enviarme esas cosas del Madrid, si no le diré a tu prima que no te invite a la boda", con una risa que me hacía flotar como el día anterior.

Llegué a casa y cene con rapidez. Tenía cosas que preparar para el día siguiente. Con esa excusa me fui a mi despacho. Eran cosas leves y estaba deseando enviarle a Lucía lo que me había pedido, pero me guardé las ganas. Lo que sí hice fue buscarla por la red social de los amigos, por medio de mi prima. Pronto la encontré, vi que tenía novio; también que no era tan joven como me pareció. 31 años. Su alegre rostro le hacía parecer aún más joven. Estuve un buen rato curioseando por sus publicaciones, hasta bastante tiempo atrás. Descubrí que hubo un tiempo en el que lo pasó bastante mal, algo que sólo comprendí plenamente más adelante.

Al día siguiente hice lo mismo después de cenar, pero esta vez la saludé a través de internet antes de ponerle los enlaces sobre el Madrid. Pronto me contestó y me puso unas risas.

–¡Vaya! ¿Te hago gracia o es algo de lo que has visto?

–No, perdona, Julio. Anoche te estuve buscando por una red social y vi esto que me mandas, soy muy impaciente y no pude evitarlo. 

Entonces me dio la risa y no fui capaz de decirle que yo también la espié.

Estuvimos hablando hasta bien tarde sobre el Madrid, su trabajo e, incluso, sobre algunas cosas personales suyas. Le di toda la iniciativa y hacía todo lo posible, intentando agudizar mi ingenio, para que se sintiese a gusto.

–Soy muy rara, por lo visto, con el Madrid, según me dicen los amigos de la pandilla, y por cómo me miran en la peña cuando muestro mi disconformidad con lo que dicen.

–¿Por qué dices eso, Lucía? Eres de lo más razonable y coherente.

–¡Menos mal qué encuentro alguien que me entiende! ¡Hasta con mi padre, con lo que lo quiero, he discutido algunas veces! ¡Si te contara las broncas que me han echado mi abuela y madre desde niña!

Casi todas las conversaciones que tratábamos terminaban en risas, por lo que fuimos cogiendo cada vez más confianza. Me decía que se sentía muy a gusto hablando conmigo y no sólo de fútbol. Yo no quería demostrarle que me estaba enamorando de ella, pero tenía la sensación de que se daba cuenta.

Como siempre, la iniciativa la tomaba ella a la hora de dar otro paso, por ejemplo cuando me pidió que hablásemos por teléfono. Eran muchas horas mandando mensajes y nos cansábamos de escribir…

–Mi abuela y madre, hasta hace poco, me decían que me pasaba algo. Ahora me dicen que me ven radiante, y creo que no sé disimularlo. Lo que no saben es el porqué. A mi amiga, con la que me viste en la terraza, se lo cuento todo, y ahora también tengo la necesidad de hablar contigo de estas cosas. Estuve saliendo con un chico desde los 17 hasta los 24 años. Conforme avanzó el tiempo se fue comportando peor conmigo; yo creía que era porque bebía más de la cuenta y, quizá, por alguna cosa más. Era muy joven e ingenua con ese tipo de cosas. Quería ayudarlo, no sólo porque lo quería, también porque pensaba que si lo dejaba se iba a abandonar a esos vicios. No se dejaba ayudar por mí ni por su familia, entregándose a nuevas amistades poco recomendables. Su propia familia me decía que no tenía por qué aguantar eso. Cada vez era más agresivo, hasta que un día rompí con todo. Él se fue del pueblo, se puso en tratamiento y ahora creo que está bien. Después de algo más de dos años conocí a un chico en un viaje, que ahora es mi novio. Es una persona muy buena, responsable y con un porvenir bastante satisfactorio. Está muy bien considerado en la empresa donde trabaja. Si te dijera la pasta que gana te asombrarías…

Yo no podía más que estar callado, por lo que ella, de vez en cuando, me decía: ¿Estás prestando atención a lo que estoy hablando?

–Claro que sí, ¡cómo no voy a hacerlo!

–He viajado algunas veces con él, viaja mucho por temas trabajo. Me aburro como una ostra el tiempo que tengo que pasar sola, que es mucho. Lo peor es cuando me tengo que relacionar con la gente que él frecuenta. A mi novio no le gustan cosas que a mí me apasionan, como el fútbol, los animales, la naturaleza... Al principio pensaba que era natural, porque yo soy de pueblo y él de una ciudad grande. Pero es excesivo, le repelan todas esas cosas. Al mismo tiempo yo le estoy cogiendo más asco a sus gustos, que están todos relacionados con su trabajo. Es muy dormilón, yo todo lo contrario. Hablar con él a estas horas es imposible. Tampoco le gustan las fiestas, bailar y esas cosas, que a mí me encantan. Como te he dicho es muy bueno, pero como le digo a él: “eres un viejo”…Y ya te lo conté más o menos todo. ¿Qué me dices, Julio?

Yo estaba deseando preguntarle que por qué su madre y su abuela últimamente la veían tan contenta. Creo que ella me dijo eso para que le preguntase, pero tampoco me atreví…

–Será cuestión de que os vayáis acostumbrando con el tiempo, eso nos ha pasado a todos con ciertas cosas.

–¡Vaya tela! ¡Otro como mi abuela, mi madre y mi amiga!

–Es que Lucía, si me dices que es buen chico y responsable, no sé qué decir…

Nos dimos las buenas noches. Quedándome con la sensación de que no había estado a la altura después de que ella se confiase conmigo de aquella manera. Fue la primera vez que hablamos de una forma tan seria e íntima.

Al día siguiente la llamé para preguntarle cómo estaba.

Nos conocemos desde hace poco más de un mes y sabes cosas de mí que sólo conoce mi amiga más íntima. La verdad es que estoy de malhumor y tengo pocas ganas de hablar. Mañana te llamo, Julio, si estoy de mejor humor.

–¿Estás enfadada conmigo?

–No, no, ya te contaré mañana. Es que... bueno, un poco sí lo estoy contigo… –Tras un silencio dijo riendo–: ¡Es broma! –lo que me dejó mucho más tranquilo.

Pasé aquel día y el siguiente ansioso por saber qué era lo que la tenía de mal humor. Ya bien entrada la noche recibí un mensaje suyo diciéndome: “¡Todavía despierto! Somos dos duendes de la noche. Como la canción”. La contesté poniéndole unas risas y me hizo la llamada.

–Como te dije, estaba de mal humor y debería ser todo lo contrario, porque mi novio me tiene preparado un viaje de lujo durante dos semanas. No tengo ganas de ir ni de estar con él... Es triste, porque me encanta viajar… y mira ahora... Tú dirás que para qué te cuento todo esto… Mi amiga me dice que la tengo negra, pero contigo me siento muy cómoda hablando.

–Y yo contigo, Lucía. No sé cómo agradecerte tu simpatía y confianza.

–Pues siendo sincero, diciéndome si soy injusta o no.

–Igual al llegar allí se te pasa el mal humor, disfrutando de las vacaciones. Aunque como me has pedido sinceridad, creo que por lo que me contaste la otra noche no vas a estar bien. Espero no haber sido demasiado osado…

–No lo eres, y eso es lo que esperaba que me dijera alguien. Sólo te lo podía contar a ti y a mi amiga. Es que he perdido la ilusión con mi novio, por todo lo que te conté. Lo que me apetece de verdad es hacer un viaje con toda mi pandilla de amigos y que tú vinieses también. Aunque suene absurdo, es así...  

–¡No sería una tontería, sería una locura!

–Pues a mí me encantan las locuras sinceras, Julio. –Hubo un silencio.

–La otra noche me dijiste que últimamente tu abuela y tu madre te veían muy contenta y no quise preguntarte por qué…

–¿De verdad no lo intuyes?

Quise decirle muchas cosas, jugármela y apostarlo todo para aliviar esa sutil tortura, que todo quedase claro… pero de nuevo fui cobarde, no me atreví y me quedé en un silencio atragantado.

–Bueno, Julio, mañana nos tenemos que levantar temprano, cuando quieras me llamas y me dices lo que intuyes. Más que nada, para que yo no te tenga que contar tantas cosas... ¿vale?


En los siguientes días la llamé un par de veces, pero sin querer retomar la conversación por donde la habíamos dejamos. Aunque ella se mostraba agradable, con su naturalidad habitual, nuestras conversaciones no tenían la misma soltura y confianza de las semanas anteriores. Nos limitamos a hablar de fútbol, de su perrita y otras cosas intrascendentes. Ella no volvió a hacerme más llamadas, sólo de vez en cuando me mandaba mensajes. Era evidente su tirantez después de haberse abierto tanto a mí y yo no haber estado a la altura. Sentía remordimientos por haberme enamorado de una chica bastante más joven que yo estando casado. Así transcurrió casi todo el verano, hasta que llegó la boda de mi prima a finales de agosto…

Iba a volver a verla y mi emoción estaba a flor de piel, aunque con mi familia y conocidos presentes debería guardar la compostura mejor que nunca.

Nada más entrar al salón de la boda y sentarme, miré al frente y, unas mesas más adelante, la vi. Me hizo un gesto con la mano saludándome. Mi mujer se dio cuenta enseguida. Me preguntó quién era esa a la que había saludado.

–Es una amiga de mi prima que es del Madrid y pertenece a la peña madridista de aquí, por eso la conozco. –Así empezaron las mentiras...

Pasado unos momentos se levantó dirigiéndose hacia mi mesa. Si en las dos veces que la vi estaba guapa, en esta ocasión estaba deslumbrante. Llevaba un vestido blanco ceñido con los bordes morados. Llegó a mi mesa y en primer lugar, para mi sorpresa, saludó a mi hija mayor y su novio, a los que, por lo que se ve, conocía. Mi hija se la presentó a mi mujer y a mi hijo. Mi hija le preguntó por su novio y Lucía contestó que no había podido venir a la boda porque había tenido que ir a un congreso relacionado con su trabajo. Conmigo fue con el que menos habló y sólo para decirme que luego “charlaríamos del Madrid”. Mi mujer, dirigiéndose a mi hija, dijo: ¡Qué chica más mona!

–¡Has visto mamá! ¡Y qué agradable es!

El novio de mi hija también se sumó a los halagos, comentando que todos decían que Lucía valía mucho. Recordando la situación mientras escribo me pongo a sudar…

Cenamos, brindamos por los novios y todas esas cosas de las bodas. Después del baile de los novios, mi prima me pidió un baile. Mientras que bailaba con mi prima, Lucía me miraba fijamente. Después me acerqué a la barra a pedir unas copas y sabía que ella estaba cerca. Me acerqué, nos volvimos a saludar y ella me presentó a sus hermanos. La hermana era muy guapa también, como el hermano, de gran parecido con ambas, aunque ninguno alcanzaba a Lucía. Para romper el hielo me puse a hablar de fútbol, del Madrid, pero ellos no eran tan fanáticos.

–Ella es insoportable viendo el fútbol. Un día le dio una patada a la mesa y se rompió un dedo –comentaron para hilaridad de todos.

Al cabo de un buen rato, salí a la puerta del salón. Me alejé un poco para tomar el aire y la vi venir del aparcamiento. Era evidente que esa noche iba a pasar algo definitivo.

–¿Qué, tomando el aire?

–Sí, he tomado dos copas y estaba acalorado.

–Yo vengo de cambiarme los zapatos en el coche de mi hermano. Queda todavía mucha noche y tenía los pies doloridos de los tacones. –Miró hacia todos lados y luego se puso muy seria mirándome fijamente a los ojos.

–Tienes doblado el cuello de la camisa –me lo puso bien y acarició mi cuello sutilmente–. Que me perdonen tu mujer e hijos, pero desde aquella tarde que hablamos por primera vez en el parque no puedo dejar de pensar en ti.

Se me saltaron dos lagrimones.

–¿Por qué lloras? –me pregunto angustiada.

–No hagas caso. Desde que te vi la primera vez estoy prendado de ti y no puedo hacer nada para evitarlo. Aquella tarde en el parque forcé el encuentro.  

–Me di cuenta. Mi perrita nos ayudó bastante, si no llega a ser por ella igual no me atrevo a pararme.  

–¿Qué vamos a hacer, Lucía?

–Mañana hablaremos.

–Sí, aquí no podemos quedarnos más –le dije mirando su boca, a punto de hacer una locura, antes de que se adentrase de nuevo en el salón.

En la conversación que tuvimos el día siguiente ya no ocultábamos nada nuestros sentimientos. Nunca imaginé poder decir esas cosas por teléfono. Ella sabía encontrar mejor las palabras cariñosas al no poder estar juntos, sintiendo el roce de nuestra piel y besándonos. Diciéndome lo feliz que era. Tuvimos que dejar la conversación durante unas horas, porque ella tenía un tremendo dolor de cabeza y apenas había dormido. Yo me retiré de los festejos de la boda bastante antes, pero no es que hubiese dormido mucho tampoco. Retomamos la conversación al cabo de unas horas.

–Estoy igual de feliz y sin dolor de cabeza. Lo único que me sabe mal de todo esto es que tu mujer y tu familia lo pasen mal por lo que nos ocurre. Porque nos enamoramos de una forma maravillosa sin pretender hacer daño a nadie. No pienso presionarte para que dejes a tu familia ni nada parecido, tenlo claro. Esto para mí es mucho, como intenté demostrarte desde la primera vez que comenzamos a hablar. Julio, eres el hombre que he estado esperando toda mi vida. Anoche, mientras bailabas con tu prima, cerré los ojos e imaginé que éramos los dos bailando.

–¿Qué digo yo ahora, Lucía? Después de todo lo que me has dicho, después de cómo me miraste aquel día, como nadie me había mirado antes, estas palabras lo son todo para mí.

-Me han mirado muchos tíos desde que me hice una mujer, pero de forma babosa.

–No entiendo como una chica tan guapa, tan encantadora, con ese don tan bonito que tienes, se pudo fijar en mí... ¡Tengo 16 años más que tú!

–No son tantos, y te conservas muy bien, pimpollo.

Me da algo de vergüenza escribir estas cosas que me decía, pero quiero ser lo más fiel posible a la historia. Aunque sea desde el anonimato.

–Lucía, ¿y si se entera tu familia?

–Supongo que al principio les costaría, pero es mi decisión, y si un día se da el caso lo tienen que entender, quieran o no. Sobre todo le costaría a mi madre, con la que no tengo apenas nada en común. Soy como mi padre y mi abuela, según ella. No se lo decía, pero se daban cuenta de que no era totalmente feliz con mi novio. Del mismo modo que se percataron de mi felicidad después de conocerte, aunque no sepan nada. Mi amiga sí lo sabe todo, salvo lo que ha ocurrido desde anoche. ¡Verás cuando se lo cuente mañana! Me dirá que estoy loca y yo le diré que sí… Por ti. Es muy buena chica y me quiere mucho, por eso se preocupa tanto. Te cuento una cosa que me dejó pillada el primer día que hablamos. Mi perrita es muy arisca con todo el mundo, menos con mi padre y conmigo. Cuando mi novio venía casa, la teníamos que sacar al patio. Se ponía a su lado gruñendo y un día le mordió. Me daba una pena, el pobre... Cuando aquel día se acercó a ti y se subió a tus piernas moviendo el rabo, loca de contenta, flipaba. Se lo conté a mi amiga y le dije que entre tú y yo había algo mágico.

–¡Lucía, el que está flipando de felicidad soy yo!



Con la excusa de que había comenzado la liga, inventamos la mentira de ir a ver a nuestro equipo al Bernabéu. Yo diciendo que había quedado con unos amigos y ella con una amiga de los estudios. No fuimos a Madrid, quedamos en un hotel para estar juntos todo el tiempo posible. Allí quedamos dos semanas después de la boda. La encontré caminando unos metros delante de mí, acercándose al hotel. Le gaste una broma, sobresaltándola. Nos abrazamos, soltamos lo que llevábamos en las manos y nos besamos como dos desesperados en medio de la calle. Entramos al hotel, subimos a la habitación. Cerró la puerta y nos arrojamos en la cama; aprovechando bien el tiempo hasta que llegó la hora de almorzar. Todo fue maravilloso con ella: la comida y los paseos durante la tarde, porque estábamos en una ciudad propicia para ello, donde había muchas cosas que visitar. Luego la cena, donde buscamos un lugar idílico. Después unas copas, que aumentaron aún más mi entusiasmo hasta hacerme bailar con ella.

–Te tengo que enseñar a bailar bien todos los bailes –me dijo riendo mientras bailábamos y me indicaba cómo tenía que moverme.

Cuando regresamos al hotel comenzaron mis angustias.

–Lucía, igual con el tiempo te cansas de mí.

–Pues cuando me canse, te regalo un chupachups y a tomar viento. –Rápidamente comenzó a reír, haciéndome cosquillas–. Te voy a cuidar siempre y el tiempo apenas pasará para ti –me dijo sentada sobre mis piernas, acariciándome la cara–. Julio, desde que nos conocemos le he dado vueltas a todo. Eres tú el que tiene una familia y un hogar.

–Sí, los tengo, y es en lo último que quiero pensar ahora, eso es en lo que no quiero ponerme a pensar…

–Para mí no hay nada como estar contigo.

–Me dijiste que le habías dicho a tu amiga que lo del perrito había sido una señal.

–¡Sí! ¡Y lo del pin también! ¿No crees, Julio, que hay cosas del destino contra las que no se puede luchar?

–En eso estaba pensando, y me lo has quitado de la punta de la lengua, Lucía.

Apenas dormimos dos horas. Nos levantamos pronto porque queríamos aprovechar al máximo el tiempo paseando por la ciudad. A la tarde nos tuvimos que despedir hasta la próxima ocasión, que no sabríamos cuando sería. Nos dio mucha rabia, aunque aquella misma noche, después de cenar, nos estuvimos escribiendo hasta que el sueño nos venció.

Varios días después, en una de las ocasiones que estábamos hablando, le dije que no encontraba la manera de decírselo a mi mujer. Ella ya había hablado con su novio después de la boda de mi prima, le había dicho que no podían seguir, que eran demasiado diferentes, que no podían ser felices.

–Julio, ya te dije que no pensaba presionarte en lo más mínimo. Lo mío era muy diferente, estaba muy aburrida antes de conocerte a ti.

–Yo no puedo querer a mi mujer como la quería antes... Muchos años de casados y varios de novios, siempre ha estado a mi lado apoyándome en todo... Cuando estoy a solas con ella lo pasó muy mal. Siento culpa e impotencia. No debería contarte esto, pero quiero que lo sepas.

–Lo entiendo perfectamente. Siempre tiene que haber algún inconveniente en las cosas bonitas, pero ya verás como con el tiempo todo se arregla. Lo nuestro merece la pena, y estoy segura de que mi amor por ti nunca se va a acabar. Te dije que le había dado vueltas a todo. Hasta he pensado en cómo se lo tomará tu hija el día que lo sepa y si me odiará, porque todo cambiará, ya no sentirá la misma alegría al verme.

–Debemos de ser muy cuidadosos y discretos, Lucía.

–Mi familia sospecha algo, dicen que me ven muy contenta. Por ahora no saben nada, pero lo notan. No me lo dicen, pero me lo insinúan. Mi hermana me dijo: “A ti te pasa algo, nunca te he visto así de contenta”. Procuraré que sigan pensando que tiene que ver con una amiga…

Tuve que contárselo todo a un amigo de confianza. Reaccionó muy mal y me dijo al principio que no quería saber nada más. Incluso me zarandeó diciéndome que era impropio de mí y me mandó a la mierda. No me cogía el teléfono y tuve que estar varios días insistiendo, hasta que quedamos para hablar otra vez después de haberle puesto muchos mensajes intentando explicarme. Las dos familias siempre hemos estado muy unidas y es normal que reaccionara así. No es que me haya dado la aprobación a lo que estoy haciendo, pero creo que ha entendido que ha sido algo incontrolable para mí.

Otro día recibí varias llamadas de un teléfono desconocido, terminé cogiendo la llamada. Era la amiga de Lucía. Lo primero que me dijo es que ni se me ocurriera decirle a Lucía que había llamado. Consiguió mi teléfono aprovechando un descuido de Lucía, que dejó el suyo abierto sobre la mesa un día que me estaba escribiendo. Me estuvo explicando su relación con Lucía, su extrema confianza, la ausencia de secretos entre ellas y lo mucho que se querían. Acabó advirtiéndome de que me atuviera a las consecuencias si la hacía sufrir.

Apenas pude decirle nada tras aquellas palabras y el tono en que fueron pronunciadas. Ella pensaba que podría estar aprovechándome de su amiga, que lo nuestro podría ser para mí una mera aventura de hombre casado cansado de su matrimonio.

-Espero que sea verdad todo lo que me cuenta de ti. Lucía se merece lo mejor del mundo –concluyó.

Seguimos planeando encuentros en ciudades que no nos pillaran muy lejos para pasar más tiempo juntos. Fuimos también a Madrid varias veces a ver a nuestro equipo al Bernabéu, hicimos el tour y demás. Viajábamos en AVE por separado, para evitar riesgos de que alguien conocido nos viera. La primera vez que fuimos al Bernabéu nos llevamos un susto con una cámara de televisión a la entrada. A raíz de aquello tomamos más precauciones. Nada impidió que disfrutáramos de todo al máximo.




Aquel día estuve más pendiente de ella que del partido. Disfruté mucho viendo la pasión con la que veía el encuentro. Cada vez que había una jugada de peligro me pellizcaba y yo, entre risas, le decía: “me vas a señalar y verás”. Era verdad lo que dijo su hermano de cómo veía los partidos…

Para este verano tenemos planeado un viaje durante una semana fuera de España. Lucía dice que para ella no es problema poner excusas. Su amiga es una “manitas” con eso de los montajes fotográficos, lo que le viene de perlas. A mí, en cambio, me será más difícil inventar algo creíble para estar una semana fuera.

Lucía es el sol que envía rayos de felicidad a mi alma. Estando con ella todo es apasionante, fascinante, maravilloso y un montón de adjetivos más. Todas las vivencias con ella se me quedan grabadas a fuego, con la emoción de la primera vez. Cuando algo me altera, lo intuye con rapidez. No me agobia preguntándome, haciendo que las cosas me salgan con naturalidad. Todo me lo facilita con cariño, aunque sea en momentos en los que no podemos estar juntos.

Ojalá pronto se solucione todo. Encontrando la mejor manera de hablar con mi mujer, causando el menor daño posible. Quizá algún día le enseñe esto que he escrito a Lucía y me autorice a poner una foto o video por twitter. Sabríais también quién soy.


Por último os cuento una anécdota. Un día quedamos aprovechando que su perrita estaba en celo. Llevé a mi perro, que es de tamaño parecido a su perrita. Nacieron cuatro simpáticos cachorrillos, que están haciendo el gamberro por ahí.


Relato ANÓNIMO