miércoles, 12 de septiembre de 2012

Crítica BATTLESHIP (2012)

PETER BERG










Basada en el juego “Hundir la flota”, o “los barquitos”, para los más castizos, nos llega otro pirotécnico título de la factoría Bay, en este caso en labores de producción, que posee todos sus tics, sus tonterías y su desquiciante parafernalia.

Vivimos, algo sobre lo que escribí hace tiempo, cierto revival de invasiones alienígenas. Han llegado varias películas (“Cowboys & aliens” (Jon Favreau, 2011); “Invasión a la Tierra” (Jonathan Liebesman, 2011); “La batalla de Los Ángeles” (Mark Atkins, 2011); “Skyline” (Colin y Greg Strause, 2010)… títulos a menudo no muy logrados o directamente lamentables), sobre este tema y se han estrenado también varias series (“Falling Skies”, el remake de “V”…). La saga “Transformers” o cintas nostálgicas como la estupenda "Super 8" (J. J. Abrams, 2011), también se pueden englobar en esta tendencia. A pesar de esta proliferación no ha acabado de calar en el público, salvo excepciones, al contrario de lo que ha ocurrido con el revival vampírico.



La cinta pretende el mismo tono que la saga “Transformers”, humor histriónico, esquizofrénico, y batiburrillo de efectos especiales, dos elementos que a muchos palomiteros les bastará, pero al que busque algo más se quedará con dos palmos de narices. Es más, estos dos ingredientes “made in Bay” no pueden ser más desesperantes y patéticos a menudo, y no es una frase hecha, es que no pueden serlo.

En la primera escena tenemos un detalle simpático de metalingüismo. Se usa un famoso video de youtube para integrarlo en la historia de nuestro protagonista. Tiene su gracia.

El Michael Bay style lo invade todo, cámara moviéndose constantemente, un protagonista desastrado y supuestamente graciosillo que salvará el mundo y el look visual calcado del jefe. Peter Berg pone poco de sí mismo, me temo.


Lo que sí logran tanto director como guionista es resultar ridículos cada poco tiempo durante el metraje, una cosa que requiere esfuerzo, no se crean. Veremos un partido de fútbol, o soccer como lo llaman los estadounidenses, entre americanos y japonés pertenecientes a la marina. Los americanos perderán tras el fallo de un penalti, hay que decir que justamente pitado por si alguien está interesado en la polémica arbitral, lanzado por nuestro protagonista. Se definirá la derrota como “un duro golpe para los EE.UU". Gabinete de crisis de Obama, ya.


No faltarán las tías buenas, los escotes, el pseudo romanticismo, el heroísmo, vamos, puro Michael Bay.


La película ha tenido cierta fama porque la cantante Rihanna tiene un destacado papel en la misma. Hace de durísima soldado machaca aliens. También aparece Liam Neeson, al que últimamente se le puede ver en un montón de bodrios taquilleros. Una pena el desaprovechamiento de este buen actor. Aquí su papel clama al cielo. Aparte de desaparecer durante tres cuartas partes del metraje sin más, su relación con el protagonista es tan absurda y estúpida que deberán cerrarte la boca durante su visionado. Si recordáis la de Bruce Willis con Ben Affleck en “Armageddon” (Michael Bay, 1998), pues algo así pero en lamentable y cutre.





Las tonterías humorísticas pretenden hacer carismático y simpático al protagonista (Taylor Kitsch, visto en “John Carter” de Andrew Stanton, 2012). No lo logran, evidentemente, más bien resulta todo bastante estresante. Nuestro héroe no parará de fastidiarla, es un desastre, pero “tiene mucho potencial” y tal. Por supuesto, el director Peter Berg ha realizado la película con el único propósito de redimirle y reivindicarle al convertirle en salvador del mundo.



La película es muy patriótica y se le hace un homenaje a los veteranos de la marina estadounidense, y a la armada en general. No deja de ser un bonito detalle. Unos veteranos que tendrán especial importancia en la trama, al final de la película.

La novia del protagonista (Brooklyn Decker, una chica muy limpia y neumática, como debe ser en el cine estilo Bay), es fisioterapeuta. Sobre su historia con el veterano de marina sin piernas es mejor no hacer muchos comentarios, un despropósito.


Tras media horita el director decide comenzar con los trabajos de demolición, destrozando una ciudad por aquí y otra por allá.




La película tiene al menos el honor de presentar a la súper inteligencia alienígena más estúpida y absurda que ha dado el cine. Tienen menos rigor que un diseño en plastilina de un niño de año y medio, bueno, menos, mucho menos. Nuestros marines tampoco les van a la zaga. Así uno de los principales mandos de abordo, nuestro protagonista, será el encargado de ir junto a dos soldados a charlar con una gigantesca y desconocida estructura que se ve en el mar, en persona. Los extraterrestres parecen no tener mucho sentido del humor, eso sí, con el potencial armamentístico que muestran, una cosa tremenda, se les resiste una pequeña lancha, micro lancha, que tienen debajo de ellos mismos… esas cosas. Salen dos naves más en apoyo, así tenemos tres naves para hacer frente a la amenaza que suponen nuestros soldados, eso sí, sólo actúa una, las otras dos miran porque los extraterrestres son así de chulos y prepotentes, podrían acabar con los barquitos en unos 10 minutos, pero ellos prefieren ir poco a poco y sin forzar.



Nuestro protagonista además parece que no sabe bien cuál es su rango, este punto de estupidez sí logró que le cogiera cierto cariño. Él está allí porque tiene que haber de todo, está claro.

El rigor de nuestros ET’s nos va sorprendiendo poco a poco. Resulta que parece que sólo atacan en defensa propia… para acto seguido atacar bases militares y ¡ciudades enteras!

Una vez pasada la primera mitad, donde se hace predominar el humor, algo que es un buen punto porque implica que la película no se toma excesivamente en serio a sí misma, la cosa cambia y se hace más trascendente y supuestamente dramática.



El director y su guionista nos siguen desentrañando la compleja mente de los extraterrestres, así las máquinas perdonarán compasivamente la vida a un niño, pero luego destrozarán un puente entero precipitando innumerables coches que están sobre él, con las consecuencias que fácilmente podemos deducir.

Nuestra protagonista está de paseo por la montaña con nuestro veterano sin piernas, pero la aventura la perseguirá. Justo por allí está el lugar elegido por los extraterrestres para mandar la señal al resto de los suyos. Unos amables policías muy bien informados, que casualmente pasaban por allí también, les informarán con pelos y señales, eso sí, para decirles que se vayan, que es peligroso. ¡Jo, no me digan que no es genial! A nadie le cabe duda de que al paciente sin piernas de nuestra protagonista le espera un futuro heroico.



Los extraterrestres también parecen tener poderes mentales o algo así, aunque sobre esto no sabremos más. Casi mejor.  Nuestra pareja protagonista, cada uno por su lado, están metidos en todos los meollos. Una agudísima reflexión sobre el destino…





Liam Neeson sale 30 segundos cada 3 cuartos de hora para recordarnos que está por allí. ¡Hola Liam!

No vamos a hablar de los trucos de puesta en escena y demás porque sería el no acabar, mencionaré uno como ejemplo, el salvamento de la buena de Rihanna a un soldadico que está a punto de morir. Sale de la nada y eso que la habíamos visto sentada en la escena anterior. Intuición femenina fijo. 

Además en la película hay referencias culturales como las menciones a “El arte de la guerra”... Lo tiene todo la cinta.

Como era de esperar nuestro paciente sin piernas conseguirá su acto heroico, que le hará sentirse útil de nuevo, y nuestro protagonista se redimirá al convertirse en el héroe salvador del mundo. Sorpresón en Las Gaunas.


Si esto les ha entusiasmado quédense hasta el final, hay una escena extra que prepara el camino para la continuación. Si no querías sopa, dos tazas.

Al final todos vivieron felices y comieron perdices.



19 comentarios:

  1. De acuerdo totalmente MrSambo...

    Lo mas reseñable la pena que produce ver a Liam Nesson apareciendo en bodrios de este tipo...

    Impagable la última batalla donde un grupo de ancianos nonagenarios en bermudas y camisas Hawaianas salva al mundo.

    Festival del humor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Un grupo de ancianos nonagenarios en bermudas y camisas Hawaianas salva al mundo" jajajaja se me tenía que haber ocurrido esa frase joerlll. GRANDE.

      Eliminar
    2. Pero los nonagenarios tenían un arma secreta: AC/DC la banda más americana que jamás existió... formada en Australia... No sé qué le está pasando al reparto de FNL pero exceptuando al siempr solvente Kyle Chandler, el resto están en una especie de caida libre más allá de la velocidad terminan que proporciona la física.

      Me encanta la situación: Si no nos movemos, no nos detectan. Pero señor, estamos en el mar, hay oleaje y corrientes... tu calla que no nos detectan y punto.

      Eliminar
    3. Jajaja nos detectan cuando yo diga y se acabó, tantos matices y tanta leche ...

      Eliminar
  2. Obra maestra absoluta que los miopes de los críticos se empeñan en minusvalorar

    ResponderEliminar
  3. otra para no ver,esta claro que me salvo de muchos bodrios. tengo mucho ojo para detectar bazofias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es por eso que no te miras en el espejo?

      Eliminar
  4. El autor del post evidentemente no tiene ni puta idea. Esta peli lo tiene todo: marcianos terroríficos, explosiones guapísimas, tetas gordas, tíos blancos con piernas, tíos negros sin piernas, un barco a vapor de la segunda guerra mundial tirando de freno de mano en el medio del océano, y al final ganan los buenos. Pe-li-cu-lón, señores, cinco estrellas y un palito.

    Fumarse un porro, tirarse en el sofá con unas cervezas y gozarla con esta gran película.

    Los tristes gafapastas de la vida que alucinan con las pelis de Bjork; pues eso, que se alquilen los últimos jits del cine iraní.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razon, la peli dura 2 horas y es entretenida, accion y diversion a raudales.
      Pero a los criticos lo unico que les gusta es algo en blanco y negro, si es mudo mejor, tiene que ser un dramon, y si toda la pelicula se desarolla en una sola habitacion con dos tios mirandose a los ojos sin que pase nada mas eso ya es de darle todos los premios.

      Eliminar
  5. Anónimo, brillante deducción que implica que a todo el que no le guste esto es fan del cine iraní. Muy buena jejeje.

    ResponderEliminar
  6. MrSambo, he de corregirte una cosa: no es heroísmo, es heroinismo.

    El prota tiene tanto potencial, pero tanto tanto tanto, que un día se apoyó en un transatlántico eléctrico y batió el récord absoluto de distancia recorrida sin escalas.

    Jope, había pensado en echarle un ojo para un poco de entretenimiento descerebrado; pero con ocurrencias como la del partido y si es como Transformers, me ahorro la vergüenza ajena. Bueno, producida por BAYDABUM. Gracias.

    ResponderEliminar
  7. Rojo4, jaja tiene usted razón. El prota tiene un potencial que no está escrito, el tipo de tío en el que confiarías para salvar el mundo.

    Hombre si quieres un entretenimiento descerebrado, algo que me apetece a mí de vez en cuando tanbién, es ideal jajajaja. Va totalmente en la línea de TRANSFORMERS... ese es el problema.

    ResponderEliminar
  8. La peli cumple su objetivo que es entretener, la historia, los actores y el guion no hay por donde cogerlos, no tiene ninguna logica, pero entretiene y encima esta el mallor acontecimiento del mundo la final entre la marina,USA vs JAPON mucho mejor que el mundial de futbol, y como dos rivales en el campo, se vuelven amigos y salvan el munco.
    En conclusion se puede ver y pasas dos horas entretenidas, tampoco con ese titulo esperes mas.

    ResponderEliminar
  9. Querido RaySheen, el problema radica en que te entretengas con esto, que como tú dices no hay por donde cogerlo, teniendo un presupuesto mayúsculo para pagar a un tío que escriba algo que no insulte a la inteligencia. Que te gusta y entretiene bien, pero nadie puede catalogarla de buena película, ni siquiera de digna, por pura lógica.

    Como contraste tenemos entreteniemiento PUROS, como los INDIANAS, o las MISIONES IMPOSIBLES o los BOURNE... que logran lo mismo pero tomándose un poco en serio la cosa. Diferencias.

    ResponderEliminar
  10. Vengo de LD directo aquí para ver qué análisis te has currado, y desde el primer párrafo no defrauda. La peli ni la he visto ni tengo ganas, pero el análisis no me lo pierdo, risa garantizada. Estoy deseando que Bay en persona dirija otra solamente para leer el análisis. Enhorabuena MR.S.

    ResponderEliminar
  11. Jajaja Pablo, muchas gracias, la verdad es que me has hecho reír tú a mí. De eso se trataba precisamente, así que si ha servido, perfectooo jajaja.

    Michael Bay, a lo tonto, es de los directores que más críticas tiene aquí… manda narices, pero no puedo resistirme a un rato de diversión jajaja.

    Un abrazo y gracias de nuevo crack.

    ResponderEliminar
  12. Me parece una película palomera, me refiero a que puedes pasar el rato sin problemas, ya que si eres de los que gusta de analizar todo pues no es para ti. Sin embargo considero que Peter Berg tiene grandes trabajos, uno de ellos es The Leftlovers (primera temporada) que dio paso a la segunda parte con su directora en turno Mimi Leder.

    ResponderEliminar