sábado, 26 de noviembre de 2011

Crítica: EL PROCESO PARADINE (1947)

ALFRED HITCHCOCK






"El proceso Paradine" iba a ser la última película que Hitchcock haría con el productor David O. Selznick, con el cual el director nunca estuvo a gusto por su incontenible intervencionismo en sus films. El hecho de que Hitchcock acabara contrato con Selznick con esta película ha hecho ver a mucha gente desgana, como ganas de quitarse el asunto de encima con rapidez para poder dedicarse a los futuros proyectos con mayor libertad. Si bien es cierto que el film no está, ni mucho menos, entre los más notables del maestro, se puede decir sin temor que es una buena película. Hitchcock no era muy condescendiente con este título, la consideraba fallida y achacaba gran parte del problema al casting, del cual no salva a casi nadie. Para ser sinceros, la gran mayoría de las actuaciones están bien.

En principio la historia es idónea para Hitchcock, y quizá ahí si cabría reprocharse que no se le sacara todo el partido posible en algunos aspectos. Apenas maneja los elementos de suspense que contiene el relato, ni los desarrolla, ni los entremezcla con el resto, desde el crimen y su intriga, los elementos dramáticos y conflicto de personajes y la ambigüedad que se pudiera crear con todo ese material.
La estructura no se antoja la más adecuada. Acumula todo en la parte el proceso y eso le resta interés e intensidad. Todo el comienzo de la película, hasta llegar al proceso en sí, trata casi en exclusiva del conflicto del matrimonio, de cómo el matrimonio de Gregory Peck y Ann Todd se ve afectado por el proceso de la señora Paradine, pero la trama sobre la que va a tratar dicho proceso está totalmente difuminada, no hay apenas información sobre la misma, como si no interesase. De alguna forma esto es un problema ya que los personajes y la trama, precisamente por no saber ningún detalle de lo que ocurrió con la muerte del marido de la señora Paradine, no acaban de desarrollarse ni evolucionar, salvo el matrimonio protagonista y su conflicto, como ya comenté. No saber las circunstancias del asesinato, ni de lo que pudo pasar, quizá porque al profundizar se desvelase todo de forma muy clara y prematura, hace que se entienda con dificultad los impedimentos y la planificación que hará el protagonista. Además se añade la circunstancia de la pérdida de interés, ya que uno quiere ir teniendo más información sobre lo que pasó, que se vaya obteniendo más información sobre la intriga, mezclada con el resto de puntos de la trama para una mayor complicidad y atención del espectador, pero nunca llega.









Otro de los problemas que tiene la película es, precisamente, la base sobre la que se sustenta el conflicto del matrimonio protagonista y que vertebra toda la primera parte del film, es decir, la fascinación que siente el abogado interpretado por Peck hacia esa misteriosa mujer. En ningún momento entendemos qué le fascina, ni el proceso de fascinación que va envolviendo al abogado, cuando queremos darnos cuenta vemos que, parece ser, se ha enamorado de la señora Paradine, pero no tenemos claro por qué ni lo vemos reflejado en pantalla. Ver el trabajo que haría posteriormente Hitchcock con la fascinación y paulatina obsesión que tendrá el personaje de James Stewart hacia Kim Novak en "Vértigo" (1958), es un ejemplo diferencial con este film, y que sería importante para entender el tema esencial de la película, es decir, la degradación moral del abogado. El proceso está bien rodado, como todo lo que realiza Hitchcock, y la calidad visual del film es excelente. Es ahí donde iremos conociendo los recovecos del caso, los giros argumentales y relaciones secretas de los personajes, todo a través del relato de los protagonistas, no visualmente mostrado.

El matrimonio de Charles Laughton y Ethel Barrymore es sin duda lo mejor de "El proceso Paradine". Laughton interpreta al juez del caso y sus diálogos, así como la descripción del personaje, son lo más interesante del film y donde más se nota la huella del director. El plano que realiza Hitchcock sobre el hombro desnudo de Ann Todd, es un ejemplo del talento y expresividad visual del genio. Con ese plano define un personaje. La escena final de dicho matrimonio es increíble, es más, creo que en ella ganó el Oscar Ethel Barrymore

Otros planos a destacar son el complejísimo travelling circular que muestra la entrada de Louis Jourdan en el juicio, manteniendo en primer plano a Alida Valli. Maravilloso y de una expresividad que también habla por sí misma. El trabajo de Peck es bueno, en especial cabe destacar su final, su derrumbe moral, el reconocimiento de su degradación. Ann Todd interpreta a una mujer sumisa, inteligente y fiel que le redimirá de sus pecados. Buen trabajo también.
Sería estúpido no mencionar la maestría de los encuadres, de la puesta en escena y algunos elementos personales, de los cuales he mencionado ejemplos.
La evolución de los personajes, como comenté, está lastrada de inicio, pero es justo reconocer que luego está bien llevada y los intérpretes la hacen creíble. Se podría reprochar falta de fuerza en la secreta relación entre la señora Paradine (Alida Valli) y el personaje de Louis Jourdan.             

Buen ritmo, gran pulso, en ningún momento se pierde el interés a pesar de que éste pueda verse lastrado por los motivos mencionados. Las reflexiones sobre la degradación, la fidelidad, el autoengaño, la ligereza de los vínculos personales, la sumisión y la dependencia irracional son de bastante calado. Un Hitchcock nunca decepciona, aunque no sean obras maestras lo que veamos.




13 comentarios:

  1. Una película fallida y a contraestilo, Sambo, una "whodunit" de las que tanto renegó el Maestro, la ves pero no lo ves, una agatacristi de la pradera y un reparto bastante abominable...poco antes rodó esa cosa llamada "La sombra de una duda", ayer la repusieron en algún canal, pero como jugaba la Barsa no la pude ver

    Jodío, Sambo...lúcelo, no me jodas, ¡tiene mil para corrernos a gusto! ¿La próxima cual, "La trama"?

    Eres un wilderiano de la pradera...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Kufisto jajajajajaa, "Atormentada" será la próxima con casi toda seguridad, las guapas me las voy guardando porque requieren más mimo y extensión jajaja.

    Gracias por el piropo de wilderiano, lo soy y mucho jajaja

    ResponderEliminar
  3. Coño, "Atormentada" tampoco es gran cosa, Sambo, me estás jodiendo y me estoy callando...o no.

    Casi mejor que no toques algo como "Vértigo", no por nada, tu talento para escribir de cine está fuera de toda duda, pero coño, hay cosas que son como el Arca de la Alianza: mejor no verlas.

    Estoy helao, me voy pal brasero, mierda de sábados...

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, "La trama" me gusta, no mucho pero sí lo suficiente, quisir la de los cubanos, la de Forsythe, ¿cómo se llamaba?, ¡Dios, qué cabeza!...¡la que hizo después de ese peliculón titulado "Marnie"!...ná, paso de Wiki, al brasero

    Mierda de sábado, joder!!!

    ResponderEliminar
  5. No "Atormentada" no es de lo más brillante, pero yo lo toco todo. Vértigo será tocada con pasión y por todos los lados, especialmente las zonas más erógenas.

    No sé si te refieres a "Topaz"

    ResponderEliminar
  6. Cuando digo que tengo la cabeza en Barcelona es que tengo la cabeza en Barcelona...

    Después de "Marnie" hizo esa medianía llamada "Cortina rasgada", con el capullo de Newman (actor anti-hitchcockiano por naturaleza) y la parroquial Andrews...la siguiente, la siguiente...A LA WIKI!!!



    TOPAZ, cojones, TO-PAZZZZZZZZZZZZ

    ResponderEliminar
  7. CARLOS VES LOSADA OPINA QUE PODRIAN HACER UN REACE CON LA DIVINA ZULMA LOBATO EN EL PAPEL PINIPAL Y YO DIRIGIRIA EL FILM, CON LOS INTEGRANTES DE LOS ANGELES DE CHARLI,

    ResponderEliminar
  8. CARLOS VES LOSADA PRESENTA LA OBRA COMPLETA DE ZULMA LOBATO

    https://www.youtube.com/watch?v=7IbdqG0Juwk

    ResponderEliminar
  9. Respuestas
    1. Gracias, Felipe. La hice al inicio de todo, por tener un Hitchcock. Seguro que si la hiciera ahora sería más larga jajaja

      Eliminar
  10. Yo estoy alucinado con los planos y secuencias de esta película.
    Visualmente es gloriosa.
    Digo.

    ResponderEliminar
  11. SOY MARIA EUGENIA VES LOSADA, Y LLEGUE A ESTE MUNDO EL 22 DE MAYO DE 1976, A DOS MESES DE COMENZADO EL GLORIOSO Y SALVIFICO PROCESO DE REORGANIZACION NACIONAL, NACIENDO EN EL POZO DE BANFIELD, (https://es.wikipedia.org/wiki/Pozo_de_Banfield) DONDE A LAS NIÑAS, NO SE LAS QUERIA APROPIAR NINGUN GENOCIDA, PREFERIAN VARONES Y CARLOS VES LOSADA YA ERA SERVICIO DEL BATALLON DE INTELIGENCIA 601. ESTUDIE DERECHO Y ME CASE CON UN OSCURO Y MUY AMBICIOSO ABOGADO; SEBASTIAN LIMERES. MI PADRE APROPIATIVO CARLOS VES LOSADA GOZO SIEMPRE DE LA IMPUNIDAD QUE LE DIO SU DISCAPCIDAD, SU PERVERSIDAD INSTINTIVA Y SU MALDAD CONGENITA, QUE ORIENTARON SUS REPUGNANTES Y SINIESTRAS PRACTICAS. TIEMPO DESPUES GRACIAS AL RACING CLUB, DONDE VES LOSADA GERENCIO POR DISPOSICION JUDICIAL Y ROBO A DOS MANOS JUNTO A EDUARDO BUGALLO Y EDUARDO GILBERTO COMO ÓRGANO FIDUCIARIO, Y DISPUSO DE CIENTOS DE MILES DE DOLARES, Y ANTE EL RIEZGO DE SER DESCUBIERTO MI ORIGEN GENETICO NOS MANDO A VIVIR A LOS EEUU Y NOS INSTALAMOS EN LOS ANGELES,CALIFORNIA MUY CERCA DE HOLLYWOOD Y CON SEBASTIAN APROBECHAMOS PARA ESTUDIAR Y PRACTICAR INGLES Y EL LUGAR PERMITIO QUE MI PADRE APROPIATIVO EN SUS VIAJES MENSUALES DISFRUTARA, GRACIAS A RACING CLUB, ENTRE LAS ESTRELLAS DEL PASEO DE LA FAMA, RECORDANDO A CIENTOS DE ACTORES DE LOS QUE SE ENAMORO VIENDO SUS PELICULAS DESDE NIÑO Y LEYENDO RADIOLANDIA DURANTE SUS DIAS COMO INFORMANTE DE LA TRIPE A Y LUEGO COMO SERVICIO DEL BATALLON DE INTELIGENCIA 601, FUE LA TRIPLE A Y EL VENERABLE JOSE LOPEZ REGA QUIEN LE DIO SU PRIMER HIJA MI HERMANA DE CRIANZA MARIA SILVIA VES LOSADA, CASADA CON LEONARDO OBREGON ARQUITECTO. DE MI MATRIMONIO NACIERON OLIVIA Y BENICIO LIMERES, MIS TESOROS.POR ELLOS, CONFIESO ESTOS HECHOS DE MI VIDA Y PORQUE LO ORDENO MI ANALISTA, PARA HACER CATARSIS Y SUPERAR ASI MI GRAVE Y TORTUOSO PROBLEMA EXISTENCIAL.
    YA CONFESADOS LOS OSCUROS SECRETOS DE MI VIDA QUE SON LA CAUSA DE MÍ ANGUSTIA MORAL. AHORA TENGO PAZ.

    ResponderEliminar